PP y PA ocultan los costes de mantenimiento de la piscina camino de un año cerrada

A pocos meses de que se cumpla el año de la piscina cubierta terminada y, sin embargo, cerrada a cal y canto para l@s rinconer@s, PP y PA ocultan los costes de mantenimiento que ha tenido que asumir el Ayuntamiento por la falta de previsión a la hora de convocar el concurso público para su gestión.

La escasa anticipación a la hora de licitar el concuso público así como las reiteradas paralizaciones del proceso por parte de los tribunales debidas, en parte, a una deficiente redacción de los pliegos, ha  propiciado que la piscina cubierta lleve cerrada cerca de un año sin poder ser utilizada.

Los costes que acarrea durante todo este tiempo (luz, vigilancia, depuración…) penalizan las arcas municipales, que ya asumieron la totalidad de la inversión para su construcción (cerca de 4 millones de euros) con los impuestos rinconeros. A pesar de haber sido solicitados los detalles de estos gastos de mantenimiento por parte de la oposición en reiteradas ocasiones, el bipartito PP y PA se niegan a facilitar tal información.

Este hecho se suma a la lista de deslealtades institucionales que reprocha el ala izquierda al regidor, Francisco Salado (PP), acusado de ocultar información. El último episidio polémico se vivió el pasado miércoles, durante la sesión plenaria, cuando el edil de IU, Pedro Fernández Ibar, afeó al alcalde “habernos enterado por los medios de la propuesta de adjudicación del concurso”. A ello se sumó, además, que el informe que tenía que aprobar el pleno -que se inició a las 9:30 horas- se hubiera enviado a la oposición esa misma mañana.

La empresa vasca BPXPORT KIROL ZERBITUAK S.L.U. será la encargada de gestionar las instalaciones, a cambio del pago de un canon de 100.000 euros al año. Mientras Salado se felicitó por las condiciones propuestas, con un abono mensual de 29 euros (con diversas bonificaciones) y la cesión de 1.100 horas para uso municipal, IU y Ahora Rincón continúan poniendo en duda las ventajas de la privatización de estas instalaciones públicas.

Antonio Moreno (Ahora Rincón) compartió sus temores de progresivos incrementos de este abono mensual en el futuro. En este sentido,  la adjudicataria ya cuenta con episodios en el pasado en los que, tras haberse hecho con una gestión municipal, renegocia nuevas condiciones por considerar que la explotación es deficitaria. Fue el caso de unas instalaciones en Ezcabarte (Navarra), que terminaron por ser gestionadas por la empresa que quedó en segundo lugar después de que BPXPORT no tuviera éxito en su intento de renegociación de las condiciones económicas.

Por otro lado y considerando los trámites pendientes, la piscina municipal cubierta no abrirá sus puertas hasta los primeros meses de 2019. Por su proximidad en las fechas, esta infraestructura está llamada a jugar un papel importante en la campaña electoral de las municipales de mayo: en función de la fecha final de inauguración y de la calidad del servicio de la adjudicataria, la piscina podría sumar o restar puntos a los partidos de Salado y José Mª Gómez Muñoz (PA), respectivamente.