PSOE, IU y Podemos ponen a prueba la moralidad de Ciudadanos ante el escándalo de las oposiciones en la Policía Local

Arrinconados Policia Patrulla

El escándalo alrededor de los procesos de selección en la Policía Local de Rincón de la Victoria ha alcanzado dimensiones colosales, en gran medida, gracias a la negativa por parte de Francisco Salado (PP) de arrojar luz sobre este asunto. A pesar de que el Pleno Municipal aprobó la creación de una comisión de investigación a finales de 2018, desde entonces el regidor popular ha impuesto de manera autoritaria su criterio desobeciendo el dictamen democrático del pueblo.

Ahora y tras nuevas  sospechas de irregularidades en los últimos procesos selectivos, PSOE, IU y Podemos se han unido en una moción conjunta para exgirir la constitución de esa comisión de investigación. Este movimiento pone en jaque la moralidad de Ciudadanos, que cuando se encontraba en la oposición votó a favor de arrojar luz y, ahora ya en el gobierno, podría cambiar el sentido de su voto para alinearse con Salado y José Mª Gómez Muñoz (PMP).

El objetivo por parte de la bancada progresista es arrojar luz sobre una cuestión en la que la actuación de Salado no ha hecho más que enturbiar más el asunto, celebrando incluso a puerta cerrada las juras de cargos de los altos mandos policiales, algo inédito en el municipio. En este sentido y como parte de la moción, se solicita que las sesiones de la comisión de investigación sean retransmitidas vía streaming por internet. Asimismo y si se detectara alguna irregularidad, ésta debería ser puesta a la mayor celeridad en manos de la justicia ordinaria.

Arrinconados ha tenido la oportunidad de entrevistar a alguno de los aspirantes en los últimos procesos selectivos. Dicho candidato habla de un sentir general de fraude entre los aspirantes más veteranos, identificando de antemano alguno de los finalmente seleccionados a pesar de no presentar los méritos necesarios.

Dicho candidato, además, llama la atención sobre cómo el Tribunal Calificador parece haber jugado con las notas de las pruebas teóricas y el psicotécnico, de manera que quienes obtuvieron calificaciones más elevadas en unas, sacaronn las más bajas en las otras, imponiéndose los seleccionados por una mínima diferencia.

«Lo más que podemos hacer es recurrir», indica, «pero nada más. Te despachan rápidamente desestimando y lo siguiente sería recurrir al contencioso-administrativo, lo que no es posible para el bolsillo de unos opositores como nosotros». Además, este mismo aspirante indica que reina el miedo a represalias, presentadas de modo sutil: según señala, «miembros del Tribunal te desaniman a recurrir indicando que «no te compensa, porque seguro que para las siguientes que convoquemos, entras».