Rincón Contigo, desbordada por el alud de familias en exclusión

Aunque Rincón de la Victoria encabeza la lista de municipios malagueños por renta per cápita y tampoco sale malparada en cuanto a equidad según el coeficiente GINI, lo cierto es que el número de familias en el umbral de la pobreza parece estar creciendo. Así se desprende de los datos que maneja la ONG Rincón Contigo, que desde hace 14 años viene ayudando a los colectivos más desfavorecidos proporcionando ropa y comida. El desempleo se ha incrementado en el municipio desde el arranque de la legislatura, con casi 450 desempleados más, lo que sin duda está afectando a las economías familiares.

Arrinconados Teresa González Presidenta de Rincón Contigo

Teresa González, presidenta de Rincón Contigo

Si hace un año la presidenta de Rincón Contigo, Teresa González, indicaba a La Voz de Hoy que ayudaba a unas 65 familias, este número se ha disparado en la actualidad hasta cerca de las 200 familias. “Las cosas cada vez están peor”, asegura González, “y ahora mismo estamos totalmente desbordados con la cantidad de personas que vienen a pedirnos ayuda”. A la gravedad de la situación se suma, además, la ausencia de ayudas externas, tal y como apunta la presidenta de la ONG, que precisa que “no recibimos ayudas de ningún tipo, ni subvenciones, ni nada, incluyendo al Ayuntamiento”, del que sí que reciben los permisos para poder montar sus mercadillos de ropa con los que recaudan dinero para comprar ropa.

González huye de la polémica política –“a mi que no me calienten la cabeza con esas cosas”-, hasta el punto de rechazar solicitar ayudas a las instituciones públicas como el Consistorio, alegando que “para qué voy a ir yo a pedir nada si son ellos, sean del color político que sean, los que tendrían que acudir a nosotros”. La presidenta prefiere quedarse con la solidaridad que asegura haber encontrado en el municipio: la gente es extraordinariamente solidaria, mucho, y hay veces que me piden unas zapatillas de deporte para una niña y me junto con varios pares, nuevos, usados…”.

'Quien peor lo está pasando es esa clase media que hoy ha desaparecido'

La tipología de las familias que acuden pidiendo ayuda a Rincón Contigo -constituida formalmente como ONG desde 2013, aunque funcione desde 2001- es muy diversa, aunque González precisa que “quienes peor lo están pasando son, precisamente, los que antes tenían más dinero, esa clase media que hoy ha desaparecido”. Estas familias son, además, las que pasan más vergüenza cuando se acercan a la ONG.

UPyD reclama más información

Arrinconados UPyD Ayudas

Respuesta de Servicios Sociales a UPyD

Quién no se contenta sólo con esa solidaridad es Guillermina Paniagua, la candidata de UPyD a la alcaldía de Rincón de la Victoria, patido que aunque no posee representación municipal sí ha requerido al equipo de Gobierno del Ayuntamiento información acerca del número y situación real en que se encuentran las personas en situación vulnerable del municipio. Desde UPyD también ha requerido detalles sobre las gestiones en relación a la aplicación del Decreto-Ley 8/2014 de la Junta de Andalucía por el que se establecen líneas de actuación para garantizar las necesidades básicas a las entidades integradas en la Red de Solidaridad y Garantía Alimentaria de Andalucía.

Semanas después de esta solicitud, la candidata de UPyD asegura que continúa sin respuesta, indicando que “no son tan rápidos en contestarnos”. Paniagua sabe de lo que habla, pues ya en 2013 realizaron la petición información de las ayudas ofrecidas para la lucha contra la exclusión social, también al amparo del Decreto-Ley 7/2013 de la Junta.

Algo más de un mes más tarde, la concejala de Servicios Sociales, Dolores Aguilar del Pino, contestaba que “se vienen articulando los protocolos establecidos para tal fin con objeto de que las familias del municipio de Rincón de la Victoria que cumplen con los requisitos establecidos se vean beneficiados de este servicio”. Asimismo, Aguilar del Pino precisaba que de enero a septiembre de 2013 el Ayuntamiento gestionó “435 ayudas económicas familiares para la adquisición de productos de primera necesidad”, aunque eludía precisar el importe de las mismas.