Rincón de la Victoria celebrará bautizos y comuniones civiles

Arrinconados Bautizo

La última modificación de las ordenanzas fiscales en Rincón de la Victoria ha traído alguna que otra sorpresa. A partir de su entrada en vigor el próximo 1 de enero de 2016, el Ayuntamiento no sólo oficiará bodas civiles para todo el que lo desee, sino que también se sumarán bautizos y comuniones civiles.

Para la alcaldesa rinconera, Encarnación Anaya (PSOE), esta medida no hace más que “responder a una nueva realidad social, a una demanda que existe entre nuestros vecinos”. Para sostener esta afirmación, la regidora pone como ejemplo El Borge, municipio en el que desde la pasada legislatura arrancaron los bautizos civiles.

Además, según explica, “este verano ya he celebrado yo dos bodas de oro civiles”, lo que en su opinión va en la misma línea que las dos nuevas celebraciones que el Consistorio suma a su oferta y, con ello, a sus tasas municipales.

Si el precio de una boda civil es de 120 euros y su reserva de 45 euros, el de cualquier otro acto, desde unas bodas de oro a las dos nuevas incorporaciones, es de 60 euros por celebración y 22,50 euros por la reserva de día y hora. Eso sí, puntualiza la alcaldesa, “con flexibilidad tanto en su formato como en su escenario”, puesto que ya se han oficiado bodas, por ejemplo, en la playa.

El concejal de Hacienda, Antonio Moreno (Ahora Rincón), por su parte, no duda en afirmar que en ambos casos, “se trata de ritos sociales” a los que no hay por qué ligar exclusivamente a la religión. Así, en su opinión “el bautizo es una presentación en sociedad de tu hijo”, mientras que la “comunión es la celebración de la transición de la infancia a la preadolescencia”.