“La juventud está abandonada a su suerte en Rincón de la Victoria”

Arrinconados Fundadores Rincón en Lucha

“Rincón de la Victoria no es un sitio agradable para la juventud”. Así de tajante se muestra Fernando Molino (a la izquierda en la foto superior), confundador de la asociación Rincón en Lucha. Se trata de una agrupación de jóvenes que busca canalizar todas las reivindicaciones del sector de la población más joven de nuestra localidad. “La juventud está abandonada a su suerte”, afirma Molino, “con una oferta de ocio y cultural muy escasa porque en el Ayuntamiento creen que con la playa y Málaga tenemos suficiente”. Una situación que, si nos fijamos en los menores de 30 años, afecta a casi 15.000 personas, lo que supone un 34% de la población total de Rincón de la Victoria.

Arrinconados Rincón en LuchaTal y como explica este joven de 23 años, a punto de acabar la carrera de Psicología, el resultado de estas carencias se traduce en, “por ejemplo, un elevado consumo de porros entre los chavales, porque “en Rincón de la Victoria proliferan los bancos oscuros y faltan espacios de ocio y culturales alternativos”. Carlos Antón (22 años y graduado de Derecho, a la derecha en la foto superior), otro de los cofundadores de Rincón en Lucha, corrobora la versión de su amigo, sosteniendo que “no tenemos espacios en los que desarrollar nuestras inquietudes”.

Aunque Rincón en Lucha nació en el seno de la Jóvenes de Izquierda Unida, formación a la que pertenecen Molino y Antón, la asociación actúa de manera completamente independiente a la formación política, hasta el punto de que su espíritu es el de representar a todos los jóvenes del municipio, independientemente de su ideología. “Queremos representar a todos esos jóvenes que ahora están abandonados y que, al margen de su color político, sufren una serie de carencias ante las que el Ayuntamiento no da respuesta alguna”.

Deporte en riesgo

El deporte es una de las causas que más se apoyan desde la asociación, precisamente, para combatir consumos de alcohol, hachís y marihuana entre los menores de edad. Sin embargo, los responsables lamentan que “la mayoría de las pistas se encuentran en muy mal estado o, directamente como sucede en la Cala del Moral, ni siquiera tienen”, explica Molino. La solución pasa, según cuenta Antón, “por tener que pagar en el polideportivo para jugar o saltar a los colegios, algo que está prohibido pero que es tan habitual que cuando saltas ni siquiera se te pasa ya por la cabeza”.

Y es que si algo han puesto de manifiesto los diversos torneos de fútbol, baloncesto o voley playa que Rincón en Lucha ha organizado en sus cerca de dos años de vida es la extraordinaria demanda que existe de instalaciones deportivas por parte de los jóvenes. “Sólo en el último torneo que organizamos en la Cala se apuntaron cerca de 120 personas”, señala Antón. A estos hechos se suman, además, los horarios de entrenamiento que tienen algunas escuelas de fútbol, “que por falta de campos de fútbol tienen que terminar los entrenos con los niños cerca de las 11 de la noche”.

Estado del skatepark de Rincón de la Victoria

Skate Park de Rincón de la Victoria

Asimismo, el skate park, situado en el Parque Huerta Julián, es otra de las luchas que mantiene la asociación con el Ayuntamiento. “Se encuentra en un estado de conservación lamentable, llegando a resultar peligroso para los muchachos que van allí a hacer deporte”, explica Molino. Muchachos, por otro lado, que en ciertos momentos llegan incluso a desbordar la instalación pues a sus reducidas dimensiones se suma la gran afluencia de skaters, que llegan de otras áreas como El Palo, por ejemplo.

'Los barrenderos dicen tener orden de no barrer el skate park y lo tenemos que hacer nosotros mismos'

Precisamente patinando en el skate park se encuentra Ulises, un joven asiduo de las instalaciones que cuenta cómo “buena parte de los módulos que hay instalados los hemos tenido que instalar nosotros porque el Ayuntamiento sólo puso tres”. Además, explica, “cuando se produce algún desperfecto, tenemos que arreglarlo nosotros mismos, porque aquí no viene nadie”. La dejación, según explica Ulises, es tal que “hemos preguntado a los barrenderos por qué nunca limpian aquí y nos han contestado que no tienen orden de hacerlo, por lo que sólo barren el parque”. El resultado es que son los propios jóvenes los que han de cuidar por la limpiza del skate park, enfrentándose al continuo robo de escobas cuando las dejan en las instalaciones.

Cortar las alas a la cultura

La cultura es otra de las banderas que enarbolan desde este colectivo, reclamando más conciertos y espacios como salas de ensayo. Antón explica que “la mayoría de los conciertos que traen al Rincón son de copla o de música clásica, algo que está a años luz de los intereses de los más jóvenes”. Prueba no solo del interés en escuchar otro tipo de música, sino además de crearla, es el éxito de grupos como los Malaka Youth, de la Cala del Moral, o el éxito de convocatoria que han tenido los festivales de música que se han organizado desde Rincón en Lucha y para los que, según Molino, “el ayuntamiento nos ha dado un apoyo mínimo”.

Sin embargo, incluso tocar en cualquier local o bar se ha complicado, pues como apunta Antón, “ahora es obligatorio por ley hacerse autónomo para poder actuar”, lo que lo hace inviable para quien no se dedica exclusivamente al mundo de la música y tiene a su grupo como una actividad cultural extra.

Este es el motivo por el que desde Rincón en Lucha ya preparan la creación de otra asociación cultural  exclusivamente dedicada a los músicos que, bajo el nombre de La Costanera, espera dar respuesta a muchas de las necesidades de los músicos del municipio.

Un concejal alejado de los jóvenes

Uno de los principales motivos por los que existen, a su modo de ver, todas estas carencias se encuentra directamente en el concejal de Juventud, Borja Ortiz, que “está absolutamente alejado de los jóvenes”, asegura Antón. Su colega Molino indica que “es imposible que conozca nuestras necesidades si no tiene ni ha tenido relación con nosotros” porque como añade “somos de aquí de toda la vida y jamás le hemos visto andar por la calle con chavales, relacionarse con ellos”. En resumen, “su edad [28 años] no es representativa de su juventud, a la que no representa en absoluto”, afirma Antón.

Desde su punto de vista, se trata de un alejamiento de la juventud que llega a impactar de pleno en su desempleo, que en el caso de los menores de 25 años absorbe casi el 8% del paro total de la localidad. Antón asegura que “existen muy pocas oportunidades para los emprendedores, que hay muchos y con muy buenas ideas, pero que no encuentran el apoyo suficiente para poderlas llevar a término”.

De cara a las próximas elecciones municipales, Rincón en Lucha fija en tres puntos principales sus reinvidicaciones: “la creación de una Casa de la Juventud como espacio de ocio alternativo; la apuesta firme por el deporte y el ocio con la remodelación de las instalaciones deportivas y la habilitación de las de los colegios; y una mayor oferta cultural para los más jóvenes”, concluye Molino.