Ruido y silencio

Arrinconados Silencio

Cuando el ruido empieza todo lo calla, comenzó el ruido de las elecciones catalanas y dejó en silencio los llantos y la desesperación de los refugiados, dejó en silencio la corrupción, dejó en silencio, la precariedad laboral, el paro y los desahucios.

El ruido comienza porque tiene razón de empezar o porque a algunos le interesa que comience.

La verdad es que todo el dolor que queda en silencio por el ruido no desaparece, se vuelve aún más doloroso y agudo, porque el olvido es peor que en silencio.

Hoy un joven de 25 años que dormía debajo de un puente en Málaga ha desaparecido, se lo ha llevado el agua, hoy, pero mañana se lo llevará el ruido del capitalismo, por eso hoy por lo menos no dejaremos en silencio esta injusticia.

Lele Gómez