Salado admite errores en la confección de los Presupuestos municipales para 2018

Estado del skatepark de Rincón de la Victoria

A pesar de que, por primera vez en lo que va de legislatura, los presupuestos no se confeccionaron a tiempo para iniciar el ejercicio con ellos aprobados, el alcalde, Francisco Salado (PP), admitió errores en su confección con partidas equivocadas. Sucedió durante el último Pleno municipal, cuando el regidor popular reconoció que una partida de 60.000 euros destinada a la futura Casa de la Juventud iba destinada, en realidad, a la mejora del skatepark.

Después de que un joven (Luis Marín de la Torre) hiciera uso del Escaño 22 y sacara los colores a todos y cada uno de los partidos del Pleno por su inacción y abandono del skatepark situado en Huerta Julián, el regidor popular se comprometió a la construcción de una nueva instalación este mismo año. Contó para ello con el apoyo unánime de la Corporación y, dado que hubo de ser un ciudadano en sesión plenaria quien destapara la desidia municipal en este asunto, la intención del equipo de Gobierno es que el proyecto se desarrolle en colaboración con las personas que hacen uso de esta instalación deportiva.

La dotación con que contará esta iniciativa será de 120.000 euros. Fue en este punto en el que Salado admitió errores en la confección del Presupuesto, a pesar del retraso con el que se realizó. Según explicó, existe una partida de 60.000 euros destinada a la futura Casa de la Juventud que, en realidad, debía haber ido destinada al skatepark. Los otros 60.000 euros habrá de salir de otra partida que Salado no determinó.

Sorprende que ni desde la concejalía de Economía y Hacienda ni desde la Intervención municipal se hubiera reparado en este error, toda vez que la Casa de la Juventud ya disfrutó de una partida propia de 200.000 euros en los Presupuestos 2017, habiendo sido adjudicada su obra por 188.000 euros a Copesol.

Según ha podido saber Arrinconados, la solicitud por parte de la concejalía de Juventud a Hacienda fue de una partida de 100.000 euros para la Casa de la Juvetud (que pasaría a contar con 300.000 euros de presupuesto entre 2017 y 2018) y 60.000 euros para el skatepark. Finalmente y, según Salado, con error incluido, esos 160.000 euros solicitados por Juventud en inversiones quedarían reducidos a 60.000, eliminando al skatepark.

No es la primera vez que la oposición acusa al bipartito PP-PA de improvisación a la hora de desarrollar tanto ordenanzas fiscales como los mismos presupuestos municipales. En ese sentido, las actuaciones de urgencia en los cementerios municipales fueron posibles gracias a las enmiendas realizadas por la oposición a las cuentas presentadas por PP-PA-C’s para 2017.