Socorristas de playa denuncian sus condiciones laborales en Rincón

Arrinconados Socorrista

Trabajar 40 horas semanales, a razón de 8 horas diarias con un descanso de 10 minutos por menos de 6 euros a la hora. Estas son las condiciones laborales de los socorristas que velan por la vida de los bañistas en las playas de Rincón de la Victoria. Así lo denuncian diversos vigilantes de la empresa Asociación de Protección Civil y Emergencias de Andalucía, esto es, la adjudicataria de este servicio por 43.500 euros. Desde el Ayuntamiento niegan tal precariedad laboral, mientras que los responsables de la empresa, tras múltiples intentos por contrastar la versión de los socorristas, no mostraron disposición para atender a este medio.

“Se supone que deberíamos tener un descanso a mitad de jornada, pero en su lugar tenemos 10 minutos en todo el día”. Así describe su jornada uno de los socorristas, que explica que, salvo para atender una emergencia, tienen obligación de no abandonar la torre de vigilancia. Esto significa que no sólo han de comer en la misma torre mientras vigilan sino que, incluso, «a veces tenemos que orinar, incluso, en una botella”.

La Asociación de Protección Civil y Emergencias de Andalucía, que a pesar de su denominación no aparece en el registro de asociaciones de la Junta de Andalucía, sino que que está constituida como empresa bajo el epígrafe de actividad de ‘Otras actividades de limpieza industrial y de edificios’, lleva cerca de ochos realizando este servicio en el municipio, según sus propios responsables.

Este año se impuso a otras dos organizaciones, no tanto por su oferta económica -no era la más barata- sino por introducir algunas mejoras como el grupo de buzos para rescate y recuperaciones dentro de la mar, un psicólogo para situaciones de emergencia, entre otras. Además, la empresa se comprometía a reclutar voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Rincón de la Victoria. De hecho, otro vigilante cuenta cómo “durante el resto del año somos voluntarios de Protección Civil, pero en verano somos empresa para prestar el servicio”, puesto que Protección Civil como tal no puede presentarse a un concurso público.

La precariedad laboral está instalada en el sector de socorristas. Así lo denuncian fuentes de UGT, que señalan cómo en ocasiones el convenio colectivo que se aplica a estos trabajadores «ni siquiera es el de mantenimiento de instalaciones deportivas o acuáticas, sino el de peluquería, institutos de bellezas y gimnasios». A estas malas prácticas se suma el hecho de que «muchas empresas hacen cursillos a los vigilantes que han de ir pagando cuando comienzan a trabajar, sin que puedan abandonar el empleo hasta que lo han abonado en su totalidad».

(Encuentra la información completa desde hoy en tu ejemplar de Así Es Rincón de la Victoria)