Torpezas políticas en torno al consultorio de Torre de Benagalbón

Consultorio Torre

A finales de la semana pasada, el Partido Popular impulsaba la recogida de firmas en Change.org para exigir a la Junta de Andalucía la apertura del consultorio de Torre de Benagalbón. Según pudimos conocer por redes sociales, el portavoz del PP, Sergio Díaz Verdejo, enviaba la solicitud de firma a la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE). Este gesto desencadenó una sucesión de torpezas políticas: la primera, la del popular, por reclamar algo a la Junta sobre lo que todavía no puede hacer nada porque la pelota aún está en el tejado del Ayuntamiento, que no ha puesto al día el edificio. La segunda torpeza, de la socialista, que se arrogó en primera persona el mérito de una apertura que nunca llega.

El PP patinó. Nunca debió promover esa recogida de firmas y mucho menos ser tan ingenuos de pensar que enviársela a Anaya la pondría en el compromiso de que si firma, presiona a su propio partido (PSOE) y si no, muestra su falta de compromiso con el pueblo. Ha sido un error y, en cierto modo, ha significado subestimar a la regidora socialista, que lleva demasiados años en la política como para no saber driblar el envite.

Además, ¿cómo reclamar algo a la Junta si el edificio ni siquiera ha sido puesto al día? ¿Cómo exigir la apertura de la Junta de Andalucía si Anaya y los suyos ni siquiera le han comunicado de que el uso de las instalaciones ya le ha sido cedido al Gobierno regional? Por no saber, la Junta ni sabe que ya se celebró en junio el Pleno que aprobaba esta cesión -vayan ustedes a saber por qué el cuatripartito no informó.

El PP debía haber esperado a que la pelota estuviera realmente en el tejado de la Junta y, entonces, sí, promover una recogida de firmas, pero se volvió impaciente. Se le calentó la boca.

Arrinconados Consultorio Torre

Post de la alcaldesa en su perfil de Facebook.

Y si torpe fue este movimiento, no lo fue menos la respuesta de Anaya. “Con Encarni Anaya de alcaldesa se construyó el Consultorio médico y con Encarni Anaya de alcaldesa se va a abrir le pese a quien le pese”. Una afirmación arriesgada la que hacía la socialista en Facebook. Hay que tener en cuenta que no hay plazo ni estimación de cuándo podrá la Junta de Andalucía disponer del centro, que todavía no tenía ni luz y, una vez que ésta dada, habrá que realizar comprobaciones de ascensores y climatización, que posiblemente no funcione como avanzaba el propio concejal de Infraestructuras, Antonio Sánchez (PSOE).

Una vez que se le ceda, habrá que ver los tiempos de la Junta. Si se mueve a la misma velocidad que con los planes de empleo -que llevan un retraso de casi diez meses-, el consultorio no se abrirá con Anaya como alcaldesa, sino con Antonio Moreno como alcalde, que la relevará en junio de 2017 salvo motín a bordo -de la propia tripulación o por un abordaje.

Pero la torpeza de Anaya es mayor, puesto que el cuatripartito no está exento de culpa de que el consultorio siga aún cerrado. Este centro de salud ha sido muy demandado por el pueblo porque a todas luces es necesario. Por este motivo, desde que en junio de 2015 arrancó el cuatripartito, éste tenía que haberse puesto manos a la obra, no sólo desbloqueando con la Junta de Andalucía, sino también adecuando las instalaciones.

En ese sentido y aunque sus competencias desde Sanidad con el consultorio sean las mismas que un instituto para Yolanda Florido (PSOE), Pedro Fernández Ibar (IU) tendría que haber sido mucho más insistente para que el centro estuviera a punto. No lo fue y desde Infraestructuras (PSOE) la impresión que da es que se durmieron y, además, no quisieron admitirlo: no fue por voluntad propia por la que nos enteramos que el consultorio no abriría antes del verano como se nos había prometido en verano, sino que en una rueda de prensa de campaña electoral fue Arrinconados el que levantó la liebre.

Entonces, se culpó al PP de la falta de mantenimiento de las instalaciones. No les faltaba razón, pero claro entre junio de 2015 y febrero de 2016, ¿qué mantenimiento hizo el cuatripartito? No era muy difícil imaginar que las instalaciones necesitarían una puesta al día y, dado que Anaya presume de que fue con ella con quien se contruyó el centro, ella mejor que nadie tendía a su alcance saber que la empresa de instalación eléctrica había desaparecido y ello traería problemas. Sin embargo, antes de febrero no se hrealizó ninguna gestión al respecto y, después, quizás no con la celeridad que se debiera, porque desde que se desbloqueó la situación han pasado casi diez meses y el consultorio sigue sin estar listo para ocuparse.

Si estos son los ritmos de la Administración, crucemos los dedos para que podamos ver abierto el centro en 2017.