Un año de veto municipal a la prensa para acceder al expediente del Parque Zoosanitario

Arrinconados Perrera

Este mes de enero se cumple un año desde que Arrinconados solicitó al Ayuntamiento acceso al expediente del Parque Zoosanitario. Entonces, gobernaba el tripartito PSOE, Ahora Rincón e Izquierda Unida (IU). Posteriormente y tras la dimisión de IU, retomarían el veto PSOE y Ahora Rincón y ahora, durante los últimos nueve meses, el bipartito PP-PA dificultan la libertad de prensa en esta y otras cuestiones.

Corría el mes de enero de 2017 cuando este medio solicitó acceso a la información pública del Parque Zoosanitario. Meses atrás, Arrinconados había revelado en exclusiva cómo Rincón de la Victoria pagaba por partida doble a la empresa adjudicataria de este servicio -tras lo cual, no se renovó uno de los contratos.

Por aquel entonces, el tripartito alegó problemas organizativos, sosteniendo que tal era el volumen de información que llevaría tiempo recopilarla. Seis meses no fueron suficientes para que PSOE y Ahora Rincón consiguieran superar el caos de archivos que parece desprenderse de sus justificaciones para no dar acceso a un solo documento. 

Con la llegada de la tríada PP-PA-C’s, en cuyo acuerdo de investidura figura recuperar el contrato no renovado y volver a pagar por partida doble por el servicio zoosanitario –a pesar de no haber sido necesario desde que llegaron al poder-, no se ha producido ningún avance. De hecho, se han producido retrocesos. El trabajo de los técnicos municipales que, según fuentes municipales del anterior equipo de Gobierno se venía desarrollando para organizar la extensa documentación, se ha parado en seco.

Pese a estos seis meses de, según PSOE y Ahora Rincón, intenso trabajo de los técnicos, y tres meses después de haber estado dando largas, Alcaldía (PP) instó a Arrinconados a solicitar el acceso a la información vía Registro municipal. Cinco meses después, continúa el blindaje informativo por parte del Ayuntamiento en todo lo que se refiere al Parque Zoosanitario.

Cerrojo informativo

El cerrojo informativo se ha recrudecido desde la llegada al poder de PP-PA. De este manera, bajo el mandato de Francisco Salado (PP), se ha negado el acceso a la prensa al Presupuesto municipal. A un día de la llegada de Rincón de la Victoria a FITUR, sobre cuyo presupuesto tampoco ha dado explicación alguna el Ayuntamiento, el Gobierno liderado por Salado niega también el acceso al informe completo del Plan Estratégico del municipio, elaborado por la Fundación Ciedes. Este informe habría de ser base para articular buena parte de lo ofertado en FITUR, una vez mitigadas las graves carencias que evidenció tras las gestiones de los diferentes gobiernos municipales en las dos últimas décadas.

A ello hay que sumar los seis meses de negativa municipal al acceso a los expedientes de la privatización del alumbrado (Enel-Endesa) público o del agua (Hidralia), en los que figurarían, según fuentes del Consistorio, la enumeración de incumplimientos que justificarían la rescisión de los contratos sin indemnización alguna. Del mismo modo y pese a los numerosos requerimientos de este medio, PP-PA no han ofrecido explicación alguna sobre la polémica adjudicación del contrato de redacción del PGOU, cuyo adjudicatario aventuró Salado antes incluso de que se adjudicara.

Tampoco facilita el nuevo equipo de Gobierno el acceso a la ejecución del Presupuesto municipal ni al análisis y evaluación del Plan Económico Financiero, el nuevo reglamento del Ayuntamiento o su Plan Normativo. En otro orden de cosas, PP-PA niegan información acerca del estado de redacción de los pliegos que pondría fin a la inusual fórmula por la que todo el parque móvil municipal reposta en la estación de servicio Tamoil, de la familia Cano, a pesar de no existir relación contractual alguna ni haber salido a concurso jamás.