Un mes después de conocer los daños, el Consistorio no ha redactado el informe para retirar los residuos de la Cueva de la Victoria

Arrinconados Cueva de la Victoria

El pasado 26 de junio se conocía el alcance de los daños que estaba produciendo la colonia de hongos generada en los enseres abandonados  por los okupas en la Cueva de la Victoria. Casi 20 días después, sillas, mesas, colchones, cristales… continúan en la gruta sin haber sido retirados.

El 8 de junio, el equipo de Gobierno activaba todas las alarmas al ver in situ, los daños provocados por las personas que habían estado morando en la Cueva de la Victoria. El alcalde, Francisco Salado (PP), aseguraba que “se trata de daños producidos por un valor incalculable que ponen en peligro las pinturas rupestres de la cueva”, al tiempo que advertía que “estudiaremos todas las acciones legales y que los técnicos consideren oportunas para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades”.

Posteriormente y después de cruces de versiones contradictorias entre los actores implicados que, lejos de arrojar luz sobre los hechos, lo enturbiaban aún más, un equipo de expertos de la Cueva de Nerja, en compañía del subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, descubrían la colonía de hongos que amenazaba el bienestar de las pinturas ruprestres. Alguno de los que bajaron al interior de la cueva indicaron que, “ya desde la entrada, el olor a humedad es tremendo”.

A pesar de que durante años el Grupo de Montaña de Málaga (GMM) ha estado internándose en el complejo de grutas de El Cantal sin ni siquiera contar con un convenio firmado con el Ayuntamiento rinconero, que le facilitó los medios para ello, y que este mismo Grupo ya extrajó todos los enseres a principios de año, el Consistorio no puede proceder a su retirada sin la correspondiente autorización de la Junta de Andalucía, al tratarse de un Bien de Interés Cultura (BIC).

Ha transcurrido más de un mes desde que el concejal responsable del área bajara en persona a la gruta y todos los residuos allí depositados no han sido retirados: la autorización de la Junta de Andalucía no ha llegado. Según ha podido saber Arrinconados, el motivo no se encuentra en el Gobierno regional, sino en el propio Ayuntamiento, que a fecha de hoy todavía no ha elaborado el informe de procedimiento de retirada de enseres. Una vez terminado, aún habrá de tramitarse en la Junta y, posteriormente y no antes, se podrán retirar los residuos cuya colonia de hongos sigue creciendo.

Un retraso en la ejeución de actuaciones ya tuvo lugar con el anterior equipo de Gobierno: desde que se emitió una nota interior para la reposición del candado en la Cueva de la Victoria (30 de mayo), hubieron de pasar casi diez días (7 de junio) hasta que la entrada se cerrara con dicho candado.