Vox se queda solo en su negativa a combatir la violencia de género en Rincón de la Victoria

Esta mañana se ha celebrado el Pleno ordinario de noviembre y, tal y como era previsible, Vox ha sido el único partido en negar la violencia de género y ofrecer su apoyo para combatirla a través de los instrumentos que aporta el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado por unanimidad en el Congreso de los Diputados de 2017.

Como anticipaban los representantes antes del Pleno, Vox ha conseguido que por primera vez en la historia rinconera, la moción contra la violencia de género no sea institucional. La concejala socialista Yolanda Florido ha sido tajante al criticar la postura de «ese partido machista y fascista», lo que no sólo ha provocado el nerviosismo del edil de extrema-derecha José Antorio Rodríguez, sino de otro miembro de Vox sentado entre el público.

Durante toda la sesión, dicho miembro se ha mofado y reído de las condenas al machismo y la violencia que, desde el anterior Pleno, se ha cobrado la vida de otras tres mujeres, motivo por el cual se ha guardado una vez más un minuto de silencio antes del inicio de la sesión. El alcalde, Francisco Salado (PP), por su parte, ha pedido que «se evite etiquetar a las personas durante los Plenos».

Arrinconados Pleno

Al fondo a la izquierda, el escaño vacío de Vox mientras el edil de IU lee el testimonio de una víctima de violencia de género.

Hasta en dos ocasiones se han ausentado los dos miembros de Vox (edil y acompañante): cuando el concejal de Izquierda Unida (IU), José Luis Gómez, leía el testimonio de una víctima de violencia de género y cuando la edil de Ciudadanos y concejala de Igualdad, Elena Aguilar, enfrentaba las críticas del partido de ultraderecha hacia la exposición de arte en el patio del Ayuntamiento con la que se intenta desterrar el mito del amor romántico.

El concejal de extrema-derecha, por su parte, ha desplegado toda suerte de mentiras, desde negar que exista violencia machista indicando que menos del menos de 1% de los hombres de España son maltratadores a entender que la expresión «violencia machista criminaliza al varón», pasando por asegurar que la palabra «machismo» forma parte del «resto de palabrejos que nos quiere imponer la ideología machista» o que «quieren hacer un problema donde no lo hay».

El PSOE, por su parte y en un gesto de generosidad, ha eliminado el párrafo en la parte expositiva de la moción en la que se criticaba la actitud de la Junta de Andalucía frente a la violencia machista acusándola, incluso, de utilizar fondos procedentes del Pacto Nacional contra la Violencia de Género para subvencionar otras líneas que no tienen que ver con este fin, tal y como se muestra en el BOJA que la edil ha facilitado  (imágenes inferiores).

Arrinconados BOJAArrinconados BOJA

Arrinconados Dia PoliciaVox no sólo ha sido el único partido en no apoyar la moción en favor de combatir la violencia machista, sino que también se ha quedado solo a la hora de apoyar la moción de Podemos para combartir la publicidad sexista que denigra a la mujer en la vía pública y el transporte público. A pesar del apoyo del equipo de Gobierno a la moción, lo que supondrá su incorporación ala nueva ordenanza de Vía Pública, la concejala de IU, Rocío Calderón, ha advertido del largo camino por recorrer que todavía queda, como en su opinión demuestra el cartel empleado por el Ayuntamiento para anunciar el último Día de la Policía, calificándolo como no el más apropiado.

Finalmente, ambas mociones han salido adelante con todos los votos de la corporación a excepción del único concejal con que cuenta la extrema-derecha.

Diferentes sensibilidades en el Gobierno

Previa a la celebración del Pleno, el PSOE había convocado a los medios de comunicación, contando para ello con la presencia de la vicesecretaria general del PSOE de Málaga y secretaria de Igualdad, Fuensanta Lima, y el secretario general de la agrupación local, Antonio Sánchez. Éste último indicó que «en el equipo de Gobierno se aprecian diferentes sensibilidades hacia la violencia de género», señalando una actitud más laxa por parte del PP cuando le hacen falta los votos de Vox (como para frenar la comisión de investigación de los procesos de selección en la Policía Local).

Esta actitud más permisiva con Vox, que Sánchez ha llegado a calificar de «trato de favor», se vería refrendando según el edil del PSOE en el hecho de que el concejal de extrema-derecha «sea el único que cobra 300 euros cada vez que asiste a la Junta de Portavoces».

De Ciudadanos, en cambio, Sánchez ha destacado la «actitud valiente» de las dos ediles de la formación naranja, enfrentándose incluso al alcade cuando es necesario. En cuanto a Por Mi Pueblo (PMP), el socialista ni siquiera ha hecho meción, pero durante la sesión de hoy ha sido significativo un hecho:

A diferencia de lo sucedido en la aprobación del estudio sobre dinámicas del litoral, en la que José Mª Gómez Muñoz (PMP) ha solicitado el cambio del sentido de voto a Podemos para que la moción tuviera más fuerza de cara al Ministerio de Transición Ecológica, el concejal de PMP no ha tratado de hacer cambiar de opinión al edil de Vox en lo que a violencia de género se refiere.