Ya hay fechas para proponer y votar inicialmente los proyectos para Presupuestos Participativos

Arrinconados Presupuestos Participativos

Ayer tuvo lugar la segunda de la reuniones del Grupo Motor para la definición del autorreglamento de los Presupuestos Participativos, es decir, el modo en que los ciudadanos (y qué ciudadanos) podrán decidir el destino de 250.000 euros. Una veintena de rinconeros subieron hasta la Biblioteca Municipal Antonio Hilaria, debatiendo por espacio de tres horas para decidir, entre otros asuntos, las fechas en las que la ciudadanía podrá trasladar sus propuestas tanto en el ámbito de la Inversión, para el que hay 175.000 euros, como para Servicios, con 75.000 euros.

Tras realizar un resumen de la reunión anterior, se incidió en la necesidad reforzar las tares de comunicación de esta experiencia inédita en el municipio, no sólo en los cuatro núcleos (La Cala, Rincón, Torre de Benagalbón y Benagalbón), sino también en la zona de diseminados. Una labor de comunicación y sensibilización en la que la agencia de comunicación alas6enlaplaya, especializada en procesos participativos, aportará su experiencia. Sería después cuando se profundizaría en el modo en que se desarrollará todo el proceso.

Tras generar y recopilar todas las ideas de proyectos e iniciativas ciudadanas es preciso plasmar o concretar éstas en unas fichas y, entre todas y especialmente si el volumen fuera muy grande, realizar una criba para enviarlas a los técnicos municipales. Serán ellos los que puedan determinar la viabilidad o no de los proyectos (por tema presupuestario, disponibilidad de suelo, competencias municipales, etc.).

PRÓXIMAS FECHAS
20-27 de junio. Envío de proyectos e iniciativas

29 de junio. Taller de Benagalbón. 17:00 horas en el Teleclub

30 de junio. Taller de Torre de Benagalbón. 11:00 horas en la Biblioteca Manuel Alcántara

6 de julio. Taller de La Cala. 17:00 horas en Delphos.

7 de julio. Taller de Rincón. 17:00 horas en el patio del Ayuntamiento

Quién podrá hacer esa criba, si toda la ciudadanía o los denominados talleres de co-creación, que serán los que realicen el trabajo de elaborar las fichas de los proyectos, fue objeto de debate. Finalmente y en pos de seguir haciendo el proceso lo más participativo posible (aunque añada complejidad), se optó por abrirlo a todos los vecinos.

De este modo, una semana antes del inicio de los talleres de co-creación, toda la ciudadanía tendrá oportunidad de enviar sus proyectos, bien presencialmente en diversas urnas repartidas por diversos puntos del municipios (registros municipales, hogares del jubilado, institutos, bibliotecas, etc.), bien de manera telemática.

Funcionamiento de los talleres

Cerrada esa primera semana de recogida de proyectos, comenzarán a celebrarse los talleres de co-creación, que tendrán lugar en los cuatro núcleos del municipio. En estos talleres, además de generar nuevas ideas y proyectos, se concretarán en fichas las recopiladas una semana antes. Para ello, se dispondrán entre cuatro y seis mesas entre las que se repartirán todos los que asistan a estos talleres.

En cada mesa habrá un habilitador, es decir, una persona encargada de despertar el proceso creativo de los participantes formulando diversas preguntas. Las mesas estarán repartidas por diversas áreas (Cultura y Juventud, Urbanismo e Infraestructuras… podrían ser algunas de ellas, aunque todavía hay que definirlas), incluyendo una mesa territorial. Esto quiere decir que en cada uno de los núcleos habrá una mesa dedicada exclusivamente a este núcleo, de manera que en el resto de las mesas por áreas las ideas habrán de perseguir el interés general de todo el municipio.

En cada uno de los talleres de co-creación se votarán las mejores propuestas ciudadanas para ser enviadas a los técnicos municipales, pero no será la única votación que determine esta criba.

Primera votación ciudadana

El debate fue intenso, pero la conclusión a la que se llegó finalmente es que en unos presupuestos participativos la participación ha de darse en todas y cada una de las fases y no únicamente en determinadas fases. Y es que uno de los planteamientos apoyado por buena parte del Grupo Motor era que únicamente los talleres de co-creación decidieran qué proyectos pasan a los técnicos y cuáles se quedan por el camino.

Sin embargo, tras llevarlo a votación y por un escaso margen, el Grupo aprobó que sea toda la ciudadanía la que realice la selección. Para ello, los vecinos podrán consultar las propuestas y votarlas presencialmente en diversos puntos del municipio (a determinar), así como telemáticamente, para lo que se establecerá un sistema de registro de modo que únicamente podrán votar una única vez quienes estén empadronados en el municipio o puedan probar sus residencia aquí.

De cara tanto a estas votaciones como a las realizadas en los talleres de co-creación, el Grupo Motor abrió la puerta a introducir una serie de criterios sociales (todavía no han sido concretados), del tipo de igualdad, utilidad pública, inclusión, etc. de modo que los proyectos que no cumplan con estos mínimos no podrían optar a disfrutar de los 250.000 euros dispuestos para los Presupuestos Participativos.

Cuando los técnicos municipales, ya en septiembre, devuelvan las propuestas habiendo determinado cuáles son realmente viables, la ciudadanía tendrá que acudir una segunda vez a las urnas, en esta ocasión para decidir definitivamente los proyectos que se beneficiarán de los Presupuestos Participativos.